La otra cara del miedo

   3218897788_bb245bc992_z

   El miedo es, muy probablemente, la emoción mejor estudiada gracias a la facilidad en que se induce en las especies. Entre los mamíferos como en los seres humanos, se generan respuestas estándar con un mayor o menor grado de intensidad dependiendo del estímulo, entre las que se encuentran: inmovilidad inicial, palidez en rostro, manos frías debido a la disminución del flujo sanguíneo en las extremidades superiores y la piloerección, mejor conocida como piel de gallina. Es por dicha razón que Paul Ekman afirma que una emoción es una modificación del estado del cuerpo como respuesta estereotipada a un estímulo.

   Todos sabemos que el miedo es la reacción del organismo ante el peligro. Un concurso, un examen, una cita, un despido o incluso una entrevista laboral, llevan implícito un Sigue leyendo