fbpx

Toda pérdida genera dolor, eso lo sabemos. Nos causa enojo perder a quienes amamos e incertidumbre por aquellas preguntas que se mantienen en nuestra cabeza sin posibilidad de respuesta. Muchas de esas pérdidas cambian el rumbo de nuestra vida.

A partir de la pérdida de uno de sus hijos y la elaboración de ese duelo en otro libro -titulado Un hijo no debe morir-, su autora, Susana Roccatagliata comienza a recibir muchas cartas de apoyo. Al leer algunas de ellas se da cuenta que la vivencia de la pérdida de un hermano suele vivirse en soledad, los adultos están ocupados en procesar su propio vacío y los hermanos sobrevivientes comienzan a hacerse ideas sobre la necesidad de restablecer la felicidad de sus padres y figuras cercanas sin tener claridad en cómo manejar su propio dolor y su propia sensación de vacío. Los hermanos en duelo, por ejemplo, suelen ser los primeros en reprimir sus emociones “para no dar más angustias”.

Perder a un hermano representa un doble duelo: perder momentáneamente a los padres por la angustia y el dolor y al hermano (a) fallecido (a).

Roccatagliata se da a la tarea de reunir ocho testimonios en este libro con el fin de conformar una guía para esos hermanos y para aquellos padres sensibilizados por dicha experiencia. Cabe señalar que los testimonios van acompañados por análisis de personas capacitadas en el área como psicólogos, psiquiatras y psicoanalistas.

Para la recta final del libro, nos ofrece una serie de claves para la recuperación del duelo y para que los cuidadores principales puedan cuidar del duelo de los menores. El libro cierra con dos visiones teológicas sobre el sufrimiento y el perdón.

La otra cara del dolor resulta ser un libro para comprender que el dolor y el sufrimiento no necesariamente debe de separar, también puede unir y liberar esa necesidad tan humana de ser contenidos.

¿Buscas más recomendaciones? https://mentalizarte.mx/2021/11/19/la-bailarina-de-auschwitz/

¿Buscas más temas sobre duelo? https://mentalizarte.mx/2020/01/24/que-no-decir-a-una-persona-en-duelo/

Facebook Comments

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: