fbpx

La fibromialgia se trata de un síndrome reumatológico caracterizado principalmente por la presencia de un constante dolor músculo-esquelético repartido en diferentes puntos del organismo sin tener alguna lesión en específico. Además, se acompaña de otros síntomas psicológicos como la depresión, los trastornos del sueño, los cambios de humor y problemas de concentración y de memoria, de ahí la importancia de un tratamiento psicológico.

A pesar de la controversia que tiene algunos científicos que señalan que la fibromialgia es un problema psicológico y otros quienes lo consideran una enfermedad somática, la psicoterapia puede ayudar a estos pacientes a tener una mejor calidad de vida.

Es por ello que, diversos estudios coinciden en señalar la gran importancia de tener un tratamiento multidisciplinario que englobe el tratamiento médico (que incluya el tratamiento farmacológico) una la actividad física adaptada a las necesidades de las y los pacientes y el tratamiento psicológico.

Detallando este punto es necesario realizar una identificación de variables psicológicas de riesgo, ya que la fibromialgia se ha relacionado con patrones de personalidad como la Personalidad proclive al dolor formulada por Dietrich Blumer -Jefe del Departamento de Psiquiatría del Hospital Henry Ford- y la Dra. Mary Heilbronn -Psiquiatra y profesora de la Universidad de Michigan-, descrita en personas con síndromes de dolor poco definidos y con tendencia compulsiva de “sobrerealización” en combinación con otras características como falta de asertividad y dificultad para identificar emociones negativas, especialmente ira, frustración y tristeza. 

Por otro lado, B. Van Houdenhove y colaboradores, en su estudio titulado Victimización en el síndrome de fatiga crónica y fibromialgia en la atención terciaria, refieren que los afectados de fibromialgia son personas muy activas con demandas excesivas de triunfo, perfeccionistas, que trabajan demasiado y que son incapaces de plantear límites ante las demandas de otras personas, todo ello abre un importante campo de acción.

¿Para qué necesito psicoterapia si tengo fibromialgia?

El tratamiento psicológico puede ofrecer en estos casos distintos alcances:

  • Primero, para aceptar la enfermedad y lo que esta conlleva.

Este es el primer paso para conseguir superar o manejar la frustración por la limitación y los efectos que supone esta dolencia en quien la padece. Una postura de no aceptación o de resistencia provoca con el tiempo mayor frustración.

  • Segundo, para que la paciente aprenda a cuidar de sí misma.

La fibromialgia presenta dolores de intensidad variable, pudiendo pasar de un dolor máximo a un dolor leve, para luego volver a subir o mantenerse durante un tiempo, por ello, descansar cuando se necesite y adaptar las metas para que sean realistas a la condición física actual, mirando lo que puede y podrá hacer, y no lo que solía hacer se vuelve un punto indispensable.

  • Para establecer diferentes estrategias que le permitan afrontar su enfermedad.
Mujer de espaldas con dolor intenso

Proporcionar a las pacientes herramientas que contribuyan a disminuir la respuesta fisiológica como la respiración, la relajación, la meditación o la visualización, el aprendizaje de técnicas de regulación emocional o la creación artística, esta última para que el o la paciente intente dar significado al dolor y pueda reinterpretarlo con el fin de brindar herramientas útiles en el manejo de su dolor crónico.

  • Para realizar una Psicoeducación familiar.

Las personas con fibromialgia necesitan un apoyo adicional en el entorno familiar. Este apoyo pasa necesariamente por una educación familiar adecuada. En numerosas ocasiones, se sienten incomprendidas ante un diagnóstico médico que no encuentra una causa física, que genera culpa por sentirse enfermas sin razón aparente.

Es importante hacer consciente a la familia que su paciente vive con una enfermedad que afecta de manera considerable su actividad diaria, provocando una importante limitación funcional. Se hace necesario un compromiso, un entendimiento y una colaboración familiar, y eso no es posible sin una fase de información y educación previa.

Antes de terminar

Otro punto que toca la Guía de debut en fibromialgia, avalada por el Consejo General de la Psicología de España, sobre el abordaje necesario en este tipo de pacientes es la explicación de los aspectos que afectan al dolor como son procesos psicológicos como la atención en el foco del dolor, pensamientos negativos o catastróficos acerca demismo, las creencias personales acerca del control personal sobre la enfermedad y el cómo se acepta y afronta el dolor, todos ellos aspectos que establecen claras diferencias en la sintomatología y en la calidad de vida.

Para cerrar, la situación de dolor y cansancio mantenida en el tiempo junto con los cambios en la intensidad del dolor, puede provocar otros problemas que interfieren con la calidad de vida, el estado de ánimo, e incluso a su valía personal.

Si es tu caso y quieres iniciar tu proceso psicológico, busca un especialista que conozca qué es la fibromialgia y lo que puede aportar la psicología. Lo más importante es que descubras el importante papel que tienes en tu calidad de vida y en el manejo de tu enfermedad.

¡Estamos a tu servicio!

Hasta el próximo leencuentro.  

¿Quieres continuar leyendo sobre psicología? Te recomiendo:

https://www.bicaalu.com/tintero_digital/2020/bicablog_20200502.php

https://mentalizarte.mx/2019/02/18/dime-como-manejas-tus-emociones-y-te-dire-quien-eres/#more-1128

Facebook Comments

0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: