fbpx

Tengo 6 años de casada pero, en 5 años solo hemos tenido relaciones sexuales dos veces. El primer año teníamos intimidad dos veces por semana pero de repente todo cambio. ¿Qué puedo hacer? ¿Es malo? ¿Es grave?

Comfreak en Pixabay

Muchas gracias por contactarnos. La situación que planteas es complicada y tiene muchas capas de lectura, empezaremos por explicar la importancia que tiene las relaciones sexuales en la pareja, después las posibles razones por las que hay una disminución del deseo sexual y finalmente las acciones a tomar.

Hay que diferenciar la sexualidad de las prácticas sexuales. La sexualidad se define como las manifestaciones biológicas, psicológicas, socioculturales y la orientación sexual que caracteriza el sexo de cada individuo.  Abarca la identidad de género, la identidad sexual, la orientación sexual, las prácticas sexuales y la reproducción. Como podrás ver, las prácticas sexuales son solo una parte de la sexualidad, pero, dependen de todos los factores anteriores.

El placer y la empatía que se obtiene en las prácticas sexuales dependen, en primera instancia, del autoconocimiento y después de la comunicación que tenemos con nuestra pareja, de ahí que estos sean los primeros temas a revisar. Cuando una pareja se encuentra en la cama, llega con su idiosincrasia, sus deseos, sus represiones, sus creencias de los roles de género y con muchas expectativas que en pocas ocasiones se han compartido verbalmente.

Entre todas estas creencias las que más afectan la relación son aquellas que nos hacen pensar que tenemos las mismas necesidades, que nuestra pareja sabe lo que queremos y lo que nos desagrada, es decir damos por sentado que el otro sabe leer nuestro cuerpo y nuestra mente. Muy pronto nos damos cuenta que esto es una fantasía alimentada en gran medida por las películas románticas e incluso por la pornografía.

Hay quienes dicen que la sexualidad está sobrevalorada y es que en realidad presumimos mucho de ella, la abordamos constantemente en chistes pero, pocas veces nos sentamos a platicar con una intención clara de compartir nuestros deseos y necesidades así como de escuchar los del otro.

¿Qué beneficios nos aportan las relaciones sexuales?

  • A nivel físico fortalece el sistema inmunológico, disminuye la presión arterial, aumenta el deseo sexual, se fortalece la musculatura e incluso protege contra el cáncer de próstata.
  • En el área emocional beneficia la autoestima porque nos hace sentir atractivos y deseados además, dado que durante las relaciones sexuales se produce cortisol, ayuda a reducir el estrés.
  • Favorece el vínculo, el contacto físico estimula la liberación de la oxitocina, que es una hormona que aumenta la sociabilidad y promueve la unión afectiva de la pareja.

¿Por qué se pierde el deseo sexual?

En la mayoría de los casos se debe a razones multifactoriales como los siguientes:

Físicas.-

  • Cambios hormonales, sí, no solo nos afecta a las mujeres, también los hombres pueden tener alteraciones hormonales que son comunes a la mediana edad y se les conoce como andropausia.
  • Enfermedades, sobre todo cuando se trata de trastornos crónicos dado que las defensas están luchando por mantener estable el organismo.
  • Uso de medicamentos, en particular los que se emplean para controlar la presión arterial o los antidepresivos. También puede presentarse como efecto secundario de algunos tratamientos contra el cáncer de próstata.
  • Abuso de sustancias, el consumo excesivo de drogas y/o alcohol afecta tanto el deseo como el desempeño sexual.

Psicológicas.-

  • Estrés, las presiones laborales, económicas y hasta las sociales nos bloquean. Incluso en los casos donde hay deseo apremiante de tener un hijo y ha pasado un largo tiempo sin que se consiga la concepción, la presión por engendrar puede paradójicamente, alterar la libido.
  • Incompatibilidad sexual, esta puede deberse a muchos factores, desde una diferencia entre los momentos en que ambos sienten deseo, una falta de conciliación en las prácticas o posiciones que desean tener hasta la ausencia de placer de uno o ambos miembros.
  • Disfunciones sexuales, tales como anorgasmia, vaginismo, disfunción eréctil, eyaculación precoz, que a su vez pueden estar determinadas por cuestiones físicas o emocionales.

Propios de la pareja.-

  • Idiosincrasia, cuando hay diferentes expectativas y creencias sobre el sexo y/o la actividad sexual.
  • Problemas en la relación, los más complicados son los que tienen que ver con infidelidades, pero también se afecta el deseo si hay una mala comunicación entre ustedes, falta de empatía entre sus proyectos o estilos de vida.
  • Huellas dolorosas a consecuencia de encuentros sexuales donde las cosas no funcionaron bien para alguno de los dos o para ambos, esto incluye además del momento del intercambio, las situaciones que pasaron previo o después al mismo, lo que se dijeron, lo que hicieron o incluso lo que dejaron de hacer o decir.

¿Cómo afecta a la relación la falta de relaciones sexuales?

Si bien las prácticas sexuales son solo una esfera de la relación, su ausencia es una señal de alerta porque anula el placer, la intimidad, la complicidad y rompe el vínculo de la pareja, además de mermar los beneficios físicos y emocionales que ya revisamos. Entre mayor sea el tiempo sin que la pareja tenga contacto sexual, mayor será también el grado de dificultad para solucionar el problema. La falta de deseo trae por consecuencia un alejamiento de la pareja y este, la falta de deseo y así, la historia sin fin. De ahí la urgencia de romper el ciclo. ¿Qué puedes hacer?

  1. Reconozcan la gravedad del problema, cinco años sin tener relaciones sexuales es una situación muy delicada que no puede postergarse. Aunque parezca obvio es necesario que ambos tomen conciencia de las consecuencias y de la amenaza que significa para su relación.
  2. Hablen del tema, identifiquen cuáles fueron las situaciones que los hicieron alejarse del sexo y reconozcan cómo les está afectando. Si solo uno de los se siente incómodo con el tema ya es suficiente razón para pedir ayuda.
  3. Consulten urgentemente un especialista, ustedes ya han identificado algunas causas, él les orientará para llegar a las capas más profundas y también a encontrar las estrategias adecuadas para solucionar el problema.

Esta columna llega a ti gracias a la colaboración de Clara Sánchez, comunicóloga y psicoanalista. Puedes enviar tus consultas o preguntas con tu nombre, utilizando un pseudónimo o escribiéndolas de manera anónima ya sea en nuestra sección de comentarios o vía correo electrónico a csanchez28@gmail.com. Les daremos respuesta en las siguientes entregas.

adolescencia amor autocrítica autoexpresión codependencia compulsión comunicacion conciencia de sí control emocional creatividad crianza cuarentena culpa depresión dieta duelo empatía enojo escrituraterapia inconsciente Infancia Inteligencia Emocional límites miedo al rechazo mindfulness muerte muerte súbita Narcicismo navidad Niño Interior Pandemia pareja en crisis pensamiento lateral perfeccionismo psicoterapia Pérdida relaciones de pareja salud mental sentimientos símbolos Tanatología Terapia de Duelo terapia de pareja terapia individual violencia doméstica

Facebook Comments

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: